6 ideas para combatir el calor del verano

En plena ola de calor en nuestro país, queríamos daros algunos consejos para poder ir soportándola.

1.- Evitar cenas copiosas. Alimentarse principalmente de alimentos ricos en agua como las frutas y las verduras, evitando a toda costa las grasas saturadas y carnes rojas que necesitan mucha agua para su digestión, provocando que el cuerpo tiende a deshidratarse.

2.- Tomar más líquidos durante el día y menos en la hora previa a que nos vayamos a dormir. Estamos prácticamente «compuestos» por agua, y nuestro cuerpo necesita mucho más líquido en el periodo estival, por tanto, necesitamos beber entre 2 y 3 litros de agua, zumos, etc. Intentad evitar las bebidas alcohólicas.

3.- Airear las habitaciones y mantener persianas bajadas. En las horas más calurosas del día, si bajamos las persianas, evitamos que el calor entre directo a las habitaciones de forma que las habitaciones se calientan y mantienen el calor por la noche, lo cual no nos deja dormir.

4.- No hacer deporte en horas centrales del día. Ya lo dice el refrán «a quien madruga, Dios le ayuda», pues vamos a hacer caso de nuestro refranero, que es muy sabio. Madrugar para hacer deporte te carga las pilas para todo el día y haciéndolo a estas horas te garantizas que no vas a tener una temperatura tan alta como en otras horas del día. Si no te gusta madrugar, también puedes hacer deporte por la tarde noche, pero a esas horas, el planeta está más caliente por haber estado todo el día recibiendo los rayos del sol, y no lo harás tan fresquito como por la mañana.

5.- Usar el aire acondicionado con responsabilidad. Cuando salimos de trabajar a mediodía por ejemplo y hemos tenido el coche al sol, lo primero que hacemos es poner el aire acondicionado a máxima velocidad y dándonos en la cara. Esto no hace más que provocarnos las famosas tortícolis y otros problemas musculares y de garganta. No poneros el aire acondicionado de forma que os dé directa, intentad evitar también corrientes de aire.

6.- Protección solar. Las cremas de protección solar no son solo para la playa o piscinas. Debemos usarlas siempre que estemos expuestos a las radiaciones solares, sobre todo en horas centrales del día, y más aún en niños, que deben usarlas de factor 50 al menos.

Y tú, ¿qué haces para protegerte del calor?

Con nuestros seguros de salud, a la más mínima incidencia en tu organismo, puedes acudir a la clínica privada que prefieras y consultar con los mejores especialistas. Porque con la salud no se juega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.